Zona Tipica

Esta sala esta dedicada al  hombre y su intervención en el medio ambiente.  Desde los  primeros osamentas encontradas en el área , la creación del pueblo con técnicas de barro y armazón de madera, su historia y documentos encontrados en Archivos Nacionales.

MINISTERIO DE EDUCACIÓN

CONSEJO DE MONUMENTOS NACIONALES

Criterios y lineamientos técnicos para las obras de reconstrucción1, y reparación en la Zona Típica “Casco Histórico del Pueblo de Cobquecura” declarada por Decreto Educación Exento Nº 715 de fecha    07/06/2005, que complementa el Instructivo de Intervención aprobado por el Consejo de Monumentos  Nacionales  en sesión plenaria de fecha  11/12/2008.

Cobquecura, Zona Típica Monumentos Nacionales

Cobquecura, que en mapudungún significa Pan de Piedra, fue fundada, según lo indica la tradición oral por Alejandro Piferos Carampangue en el año 1575, quien fuera el Cacique más rico y poderoso de todo el valle del Itata.

El apogeo del Pueblo de Cobquecura se produce en la época republicana, en el segundo ciclo exportador triguero del siglo XIX.  En esta época se construyen las primeras casonas de estilo colonial señorial propio de la burguesía terrateniente pujante y emprendedora.

Entre las cualidades del casco histórico de Cobquecura destacan la fachada continua en un piso, vanos rítmicos y pequeños, y el muro como conformador de la calle.  Todo lo anterior está unido al singular uso de la piedra pizarra en forma de laja.  El conjunto logra reflejar así fielmente el urbanismo y la arquitectura chilena del siglo XIX siendo uno de los mejores conservados del país.

Kilómetros de muros de piedra pizarra cortada en forma de laja, recorren el poblado, en sus viviendas, bodegas y cierros. Una imagen continua, que invade cualquier recorrido, sorprendiendo a cada paso.  Es quizá el ejemplo más austral de construcción en piedra laja de un conjunto urbano vivo.

Los cierros en piedra laja son una prolongación de la fachada continua de las viviendas y casonas, completan la forma urbana dando unidad a la manzana del damero.  Puede decirse que aquí el muro se hace habitable, por su ancho e intersticios.  Los espacios entre piedras permiten la tierra, y ésta a su vez permite las raíces surgiendo el “muro jardín”.

En veredas y en mobiliario urbano el uso de la piedra pizarra transmite la continuidad de la materialidad de las fachadas, completando una especialidad urbana integral.

Formando un conjunto armónico, aparece el trabajo del adobe en los muros y fachadas de las casonas, de todas las calles.  Los techos, la teja artesanal o muslera, forman claramente una quinta fachada, homogénea, y perceptible desde las alturas colindantes como el Cerro El Calvario.

El damero tradicional tiene aquí una variación vernácula, con manzanas que han surgido tras permeabilizar los bordes continuos de la calle fundacional llamada Independencia, que en sus más de 600 metros de longitud es unida con las paralelas Calle de Atrás, actual Carrera, o la Calle del Pecado, actual Chacabuco.  Un damero de manzanas cuadradas y rectangulares, donde la Plaza es un vacío periférico, con aproximadamente 50 metros de lado.

La arquitectura y urbanismo de Cobquecura se complementan además con una forma de vida en la que los letreros de pizarra y tiza con la oferta del día y los productos que han llegado recientemente, las banderas rojas de la carne fresca, los discos Pare en madera, el nombre de las calles pintadas de negro en dos tablas alzadas en el aire, son parte viva del paisaje de la ciudad.

Los oficios como el Albañil en Piedra Laja, Artesano en Yunta y Aperos,  Tirador de Botes con Yunta de Bueyes, Fabricante de Adobes, han permanecido hasta hoy. Las Cantoras, las Santiguadoras, las Sacadoras de Empacho, las Parteras, son mujeres que silenciosamente hacen su trabajo comunitario.

Las comidas, como el Disco, con abundantes carnes, vegetales y mariscos, la Papaya, y su ponche, reciben a los visitantes.

Las fiestas religiosas como la Candelaria, y Santa Rita, fervorosas acciones de fe, las Muertes de Chancho, y los interminables Mingacos en el campo. Son manifestaciones únicas y propias, muestras del patrimonio intangible vivo de Cobquecura.

Proceso de declaración: el Expediente fue confeccionado por un equipo multidisciplinario bajo la dirección del arquitecto Carlos Inostroza Hernández y contó con el apoyo de la comunidad y autoridades de Cobquecura, lo que ratifica la identificación del habitante con su lugar de residencia.

Exhibiciones Sala Zona Típica

Esta sala esta llena de historia y utensilios usados por los que han vivido en Cobquecura.

Lo mas antiguo que tenemos es una urna funeraria de la cultura Kofkeche (1000 – 1500 d.C.) conocida como Cultura El Vergel.

El Ecomuseo  de Cobquecura tiene una urna donada por Ximena Wilson y Jorge Pradena, hecha en Octubre de 2006, encontrada en Colmullao.    Esto demuestra que esta cultura pre-Mapuche  existió en el área , y según Bullock (cientifico americano) que ellos se mezclan a posterior con los Mapuches, su patrón de población dispersa –no formaban aldeas– y su economía principalmente agrícola.

Familias de artesanos crearon las tejas, que cubrieron las viviendas, crearon las ollas, platos , tazas y que han mantenido la tradicion de como la señora Maria Elena Jimenez Picero, desafortunadamente se esta apagando la tradicion ya que la industrializacion de estos utensilios cambio las costumbres.

Tenemos herramientas que se usaron en el pueblo, como la fragua de Regue, .

Los escritores Mariano Latorre y Fidel Sepulveda son parte de la historia. Columnas de la antigua casona  se mantienen en pie para recordarnos que cientos de manos crearon, esta hermosa ciudad.